RSS

La propaganda nazi y Hitler basaron el holocausto judío en la xenofobia ideológica expresada mediante argumentos reiterados

La representación que se hizo de los judíos mediante argumentos repetidos, aunque no fue el único factor, contribuyó decisivamente a la justificación ideológica del holocausto. Hitler, en el discurso del 20 de abril de 1923, señala lo siguiente: “Para alcanzar este dominio de los pueblos, el judío debe de actuar en dos direcciones. No puede controlar a los pueblos económicamente a menos que los haya sometido políticamente y bajo sus costumbres. En el plano político, propaga los fundamentos de la democracia y las teorías del marxismo que convierten al proletariado en terrorista […]. En el plano de las costumbres, el judío destruye los fundamentos religiosos y morales.”
Y en el “Mein Kampf” vuelve a recordar como el judío trabaja sistemáticamente para llevar a cabo una doble revolución económica y política. Se rodea, gracias a las influencias internacionales que pone en juego. “[…] Él hace tambalear económicamente a los estados hasta que las empresas sociales, convertidas e improductivas, sean arrebatadas al estado y sometidas a su control financiero”; “En el momento en el que el judío conquista el poder político, se deshace de su disfraz que todavía le esconde. El judío demócrata y amigo del pueblo da lugar al judío sanguinario y tirano de los pueblos.”
Pero no acaba aquí la labor del judío según el nazismo. Mediante el sexo contamina la sangre, preferentemente porque “roba a la muchacha a su pueblo.” Entonces, cuando se muestra la enfermedad de la sífilis, ésta termina representando la prostitución del “amor”.

8 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

"En el plano político, propaga los fundamentos de la democracia y las teorías del marxismo que convierten al proletariado en terrorista."
Hay que ver cómo ha cambiado "el judío"; Si Hitler volviese del infierno, tal vez los consideraría hoy sus mejores aliados.

Por cierto, que, quitando la parte final del discurso, la que alude a la "suciedad de la sangre", que no creo que fuese mantenido en la actualidad ni siquiera por un neonazi, el resto de la propaganda sigue intacta, solo que contra otros grupos étnicos, religiosos y políticos. Ahora se acusa de terroristas a los musulmanes, a los independentistas, a los inmigrantes o a cualquiera que el poder presente como enemigo del estado o, como se dice ahora, con encantador eufemismo "de la libertad".
Y es que la técnica se ha perfeccionado y, sobre todo, amplificado hasta el infinito contando con los medios ya iniciados por el Ministerio de Propaganda. Estados Unidos e Israel tienen mucho que agradecer a los nazis. Se han tomado muy literalmente ese consejo de "aprende de tus enemigos."
Saludos.

Sonja dijo...

Es que Hitler leyó demasiadas revistas esotéricas y tenía que encontrar un enemigo para la "raza aria".
Aquí se ve los peligros que conlleva creerse en un pueblo especial, diferente y elegido de forma divina y por encima del resto, que al resto los considera infrahumanos y pisoteables.

Maria C dijo...

El nazismo llevo las cosas al máximo extremo de depravación y odio no racionales pero no es ni fue el único ejemplo de genocidio organizado,ellos mismos hoy no distan mucho de los nazis como dice Dizdira aprendieron mas que bien del enemigo.El que las empresas sociales acaban bajo su control financiero es un hecho rascando la cascara a multinacionales y bancos casi siempre acabamos llegando a un judío,siguen siendo los "dueños del dinero" y por lo tanto colaboradores de todas las guerras no solo la que tiene en casa.Eso no quiere decir que "el pueblo judío" es así,en cuanto a lo de la suciedad de la sangre hace mucho tenían fama de ser portadores de enfermedades,parte de ellas debidas a la practica de la endogamia,era lo que se decía no tengo pruebas científicas al respecto.Saludos

bLuEs dijo...

Dizdira:

No sé demasiado de la forma actual de funcionar de los movimientos neonazis. La mayor parte procede de mi lectura de este libro y de varios blogs que sigo de esta ideología. Aún así me parece que el tema de "la sangre" sigue vigente (si es que no te he comprendido mal).

En lo que vemos las cosas igual es en que los fascismos suponen estructuras repetidas que sirven, entre otras cosas, para canalizar el odio y la ignorancia. Lo gracioso es que, por ejemplo, hay grupos sudamericanos de este tipo que, si Hitler volviese a la vida, serían de los primeros a los que ejecutaría.

Pensando en las asociaciones entre Israel y los nazis me ha venido a la cabeza que Saramago, cuando presentaba un libro en Israel, dijo que los israelitas estaban haciendo con los palestinos lo mismo que los nazis habían hecho con ellos. Al momento lo invitaron a largarse del país y retiraron su libro de las tiendas. Ya se ve que no han cambiado tanto las cosas.

Sonja:

Lo bueno del nazismo y que, entre otras cosas lo diferenciaba de fascismos más "cutres" (por ejemplo con Franco) es que se tomaban mucho esfuerzo para justificarse. Además eso le era provechoso porque cuando uno sabe o cree saber por qué hace algo lo hará con más convicción y, por lo tanto, con más eficacia. El nazismo encontró fundamentos en una especie de religión pagana (este esoterismo que citas) que les sirvió como referente.

María C:

Los judíos, como grupo socio-cultural, no dejan de tener sus particularidades. Éstas fueron aprovechadas por los nazis para demonizarlos. No voy a decir que llevasen razón pero no eran disparates totales. Tenían su cierta lógica, aunque quizás fuese la lógica de un "paranoico".

Gracias y saludos para todas.

Dizdira Zalakain dijo...

He vuelto a leer lo que escribí y creo que tienes razón. He confundido mi opinión con la realidad. Es cierto que en la actualidad el racismo es más cultural que biológico pero también existen todavía grupúsculos de personas que hablan de la pureza de sangre y majaderías así. Tampoco es que un tipo de racismo sea mejor que otro, simplemente, evolucionan con el tiempo. Saludos.

Sonja dijo...

En referencia a la pureza de la sangre, se dice en antropología que las razas no existen solo se trata de diferencias de origen ambiental, cosa que está bien clara porque si le miras la planta de las manos o de los pies a un negro, los únicos lugares donde no pega el sol, son bien blancas.

Pero emplearé el término raza en su sentido popular, lo curioso es que los individuos digamos "puros" o con los rasgos más pronunciados de las diferentes razas en general no suelen considerarse muy atractivos, más bien en mi opinión son incluso lo contrario.
Y sin embargo los lugares donde se da la mezcla sucede exactamente lo contrario, vease sino la profusión de mises andaluzas en España, mezcla con el mundo árabe y las brasileñas.
Quizás no sea un dato muy serio es solo una pequeña muestra creo, de la realidad.
Supongo que dentro de mil años la cosa se habrá homogeneizado tanto que hablar de razas será anacrónico, entonces el problema será entre seres genéticamente modificados y los naturales.

bLuEs dijo...

Dizdira:

En el fondo a mí también me parecía que en este tema no teníamos posiciones tan ditintas.

Sonja:

Lo que comentas lleva su lógica. Quizas podría ser con la raza negra pero los orientales parece que no han estado expuestos a un clima tan distinto al mediterráneo y, sin embargo, hay diferencias obvias de raza.

Saludos para ambas.

Anónimo dijo...

alguien conoce algun libro que hable acerca de la propaganda nazi o como este influyo en el holocausto?? estaria muy agradecido del que me de el nombre de un libro porque estoy armando una tesis de eso y nececito muchas fuentes.
gracias