RSS

¿Qué es el acoso escolar o bullying? Definición y delimitación.

Bullyng - acoso escolar
El acoso escolar, también denominado bullying, es un fenómeno de reciente estudio. Aunque se podría decir aquello de que el colegio ha sido siempre “una ciudad sin ley” entre los alumnos, lo cierto es que hasta que no comenzaron a aparecer en los medios de comunicación los primeros casos de suicidio el problema no fue tomado en serio. La primera vez que se menciona como tema de estudio es por parte del psiquiatra sueco Peter Paul Heinemann (1969), que lo describió como mobbing y lo definió como “la agresión de un grupo de alumnos contra uno de sus miembros que interrumpe las actividades ordinarias del grupo”.
Después de la primera búsqueda de Heinemann ha habido otra serie de intentos de definición teniendo en la que ofrece Dan Olweus (1999) la que ha encontrado mayor consenso por parte de los estudiosos del tema. La definición es la siguiente: “Decimos que un estudiante está siendo intimidado cuando otro estudiante o grupo de estudiantes dicen cosas mezquinas o desagradables, se ríe de él o de ella o le llama por nombres molestos o hirientes. Le ignora completamente, le excluye de su grupo de amigos o le retira de actividades a propósito. Golpea, patea y empuja, o le amenaza, Cuenta mentiras o falsos rumores sobre él o ella, le envía notas hirientes y trata de convencer a los demás para que no se relacionen con él o ella. Acciones como ésas ocurren frecuentemente y es difícil para el estudiante que está siendo intimidado defenderse por sí mismo. También es bullying cuando un estudiante está siendo molestado repetidamente de forma negativa y dañina. Pero no lo podemos llamar bullying cuando alguien se mete con otro de forma amistosa o como en un juego. Tampoco es bullying cuando dos estudiantes de la misma fuerza discuten o pelean.”
Lo primero que podría llamar la atención es lo extenso y lo diverso de esta definición, algo que resulta especialmente curioso si nos damos cuenta de que la esencia de las definiciones es estar orientadas en sentido contrario. Pero el bullying es un fenómeno por el que se daña a otra persona mediante diversos caminos, medios y agentes. Algo que complica hacer una definición reducida y completamente estricta. En España también han existido otra serie de intentos para formular una definición. Entre los más reconocidos esfuerzos por establecer una delimitación están los siguientes:
Díaz Aguado (1996) también menciona una serie de características que suceden en todos los casos de bullying. Algo que no constituye una definición pero ayuda a caracterizar el fenómeno.
1-Es variado: puede implicar burlas, amenazas, intimidaciones, agresiones físicas, etc… Esta característica justificaría en buena medida la necesidad de la extensión de la definición de Dan Olweus y revelaría que lo que subyace a los distintos modos es la voluntariedad de ejercer daño.
2-Es prolongado en el tiempo, con lo que logran un proceso de victimización.
3-Se produce en lugares en los que el agresor y el agredido deben convivir necesariamente.
4-Está provocado por un individuo o grupo de individuos contra los que la víctima se siente indefensa.
5-Es un fenómeno que se repite debido a la ignorancia o a la pasividad de quienes rodean a la víctimas y agresores.
Según la definición de Cerezo Ramírez(1998) el bullying sería la violencia mantenida, mental o física, guiada por un individuo o por un grupo y dirigida contra otro individuo que no es capaz de defenderse a sí mismo en esa situación, y que se desarrolla en el ámbito escolar. En cuanto a esto se podría objetar el circunscribirlo al ámbito escolar porque, si bien el acoso escolar tiene como eje la escuela, éste y sus características no tienen por qué desaparecer una vez traspasados sus límites.
Sanmartín (2005) salva los problemas de delimitación de Cerezo (1998), aunque permanece en la ambigüedad cuando tiene que explicar el fenómeno. Parte de una doble distinción. Primeramente estaría la violencia escolar, que es cualquier comportamiento dañino que se da en el aula, centro escolar, alrededores, actividades extraescolares pero de forma ocasional y, hasta cierto punto, de forma natural. En segundo lugar estaría el acoso escolar, que es una forma de violencia extrema, verdaderamente dañina, persistente, sistemática, opresiva, intimidatoria y, en quién la padece, suele causar exclusión social y otra serie de consecuencias negativas.
Iñaki Piñuel y Araceli Oñate (2005) definen el acoso escolar de la siguiente manera: “Un continuado y deliberado maltrato verbal y modal que recibe un niño por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente con el objeto de someterlo, apocarlo, asustarlo, amenazarlo y que atentan contra la dignidad del niño.” Así mismo se distinguen dos modalidades: La primera es, el acoso o matonismo, que engloba la violencia física (agresiones) y la intimidación física (amenazas e intimidación). Esta modalidad se daría aproximadamente en un 10% de los casos. En segundo lugar la violencia psicológica, que engloba la violencia verbal (hostigamiento y coacciones) y la violencia social (exclusión social, bloqueo social y manipulación social), El porcentaje general de esta modalidad lo cifran en torno al 90%.
Así mismo Piñuel y Oñate (2006) señalan distintos fenómenos que frecuentemente suele ir unidos al acoso:
1)Síndrome de negación de la institución, donde además se realiza una banalización y trivialización de lo que significa la violencia.
2)Error básico de atribución. Bajo el que se le otorga a la víctima la responsabilidad de lo que ocurre.
3)Un proceso de victimización secundaria del acosado.
4)Pacto de silencio y pacto de mutua indiferencia entre las partes implicadas.
5)Mecanismos grupales de chivo expiatorio para restablecer la unidad del grupo.
Lo que parece claro es que mediante el acoso escolar se pretende establecer una relación de dominio sobre otra persona mediante la violencia. Es por esto que el acoso escolar es susceptible de traspasar los límites escolares y de esta forma haya encontrado nuevas vías en el más reciente ciberbullyng (acoso por medio de internet) o mediante “Dating violence” (acoso entre parejas de adolescentes). El ciberbullyng parecería diverger de una de las características principales que están generalmente asumidas, la de la continuidad en el tiempo. Esto es así porque en cuanto una sola vejación queda en internet se produce un hecho nuevo ya que no es necesario repetir los actos violentos para seguir ejerciendo violencia y dominación. Por este camino un único acto puede seguir haciendo daño de forma continuada.
En el vídeo que hay acontinuación aparece Dan Olweus hablando sobre el fenómeno del bullying.

4 comentarios:

Educathor dijo...

Me gustaría comentar la importancia que tiene la tendencia a circunscribir el acoso al ámbito escolar. No dudo que haya casos en que así sea pero creo que el acoso normalmente se extiende más allá del aula: en sus alrededores, en el barrio y, en muchos pueblos, a toda la localidad. Conozco casos donde el menor y su familia han tenido que abandonar la localidad para poder solventar el problema.

También, es común la desatención, cuando no la indiferencia, de algunos profesionales. Incluso, he llegado a ser testigo de la complicidad de la mayor parte de los “profesionales” en un centro de menores, asunto mucho más grave por cuanto el menor está obligado a convivir tanto con sus compañeros acosadores como con los “educadores” cómplices. Nótese que en centros residenciales los menores que no pueden contar con la profesionalidad de los educadores están condenados a sufrir consecuencias cuasi similares a las del síndrome de hospitalismo y las secuelas suelen perdurar durante años en el mejor de los casos.

Recuerdo algunas manifestaciones de profesores pidiendo soluciones para contener las situaciones de acoso que ellos mismos sufrían. ¿Podemos imaginarnos cuál sería la situación de los alumnos acosados en esos centros...?

Perdón por la parrafada.
Gracias por este blog y por esta entrada.
Salud.

Abraham Rodriguez dijo...

Yo creo que este problema que nos ataña hoy en dia del ''bullying'' es un problema de la sociedad y de sus valores,ya que necesitamos educar a nuestros hijos,sobrinos,primos.... debido a que tanto los medios de comunicación como tambien nuestro entorno está demasiado ''contaminado'' e el aspecto que los niños ven normal este tipo de actos.
Magnifico Blog,mis mas sincera enhorabuena.
http://despertardeletargo.blogspot.com/
este es mi blog si quieren suscribirse estoy disponible.
gracias de antemano

VILLAVERDE COMUNISTA dijo...

Compañero, felicidades por el blog.

El abuso o acoso es el pan nuestro de cada día en los medios públicos, laborales, etc, pero este abuso o acoso incide especialmente en el plano psicológico en la educación y señala, en mi opinión, una relación de explotación. Una relación así es la que termina moviéndose en la lógica del palo y la zanahoria.

λóγος dijo...

Educathor: Uno de los peores problemas que tiene el bullying es que hasta hace poco no estaba tipificado y todavía hoy en día mucha gente no lo asimila como problema. Esto sucede sobre todo en las situaciones de acoso entre iguales (los niños), como en el acoso al profesorado. Obviamente si no se sabe que hay un problema malamente se va a combatir.

Abraham: Precisamente el bullying se alimenta mucho de la sociedad violenta en la que estamos. Tanto para generarlo como para justificarlo.

Muchas gracias a los tres y saludos.