RSS

La teoría de las diez mil (¡10.000!) horas para llegar a ser experto en una disciplina

La teoría de las diez mil horas sostiene que aproximadamente es necesaria esta cantidad de tiempo para lograr el nivel de experto en una disciplina. Tanto da que sea ajedrez, música, un deporte,… siempre serán necesarias unas tres horas al día durante diez años para conseguir este nivel que se podría llamar de élite.
La base parece estar en que el aprendizaje necesita una asimilación y consolidación del tejido neuronal para que con el aumento de práctica se generen un mayor número de huellas neuronales. Unido a esto también se ha mostrado como el ejercicio en una disciplina puede suponer el incremento del tamaño de la parte del cerebro correspondiente a la zona ejercitada.
Naturalmente la teoría no se puede ceñir únicamente al tiempo porque si no se presta verdadera atención al ejercicio los efectos son considerablemente menores. Podría decirse que el interés conduce a una mayor atención y consecuentemente se producen las reacciones necesarias como para poder ir cambiando de niveles y que ello se vea representado por cambios neuroquímicos claros como puede ser la liberación de la dopamina que ayudará a que la huella mnemotécnica sea más intensa.

14 comentarios:

Cotrapsicología Salamanca dijo...

Esta teorái es muy buena, aunque aplicable sólo al común de los mortales, hay gente que puede llegar a tener maestría en algo con poca práctica (esto lo demuestra esa gente que pese a tener una grave deficiencia, un buen día, se pone al piano y toca perfectamente piezas de oído).
Por otra parte, hay un caso curioso de un pianista que estuvo en una carcel china la tira de años, y al salir tocaba como si hubiera estado practicando durante todos esos años que estaba en prisión... y es que imaginaba tocar ^^ Algo así como el prota de "Una novela de Ajedrez".

Un saludo

Dizdira Zalakain dijo...

Hola, Blues.
Ante todo quisiera felicitarte por la idea de este blog que me parece muy interesante. Yo recelo de los psicólogos, precisamente por lo que apuntas en tu primer post, es decir, por el hecho de que se considere sano a alguien que se adapta al modelo social imperante en un momento determinado. Ahora bien, desde un enfoque humanista del tema, enfoque según el cual la psicología no empieza con Wundt, sino, por lo menos, con los griegos, la psicología es una disciplina que me parece apasionante.
En general, el enfoque humanista es el único bajo el que, para mi gusto, cobran interés y valor las disciplinas que tratan del hombre. El otro enfoque, el de meras disciplinas utilitarias, instrumentales, con esa supuesta asepsia y objetividad científicas que propicia y a la vez camufla lo venal de sus objetivos, ese enfoque, no sólo me aburre, sino que me parece una traición a la verdadera ciencia y al ser humano.
Con respecto a la teoría de las diez mil horas, admito que no la conozco pero, desde mi ignorancia, me parece una estupidez propia de la revista Quo o similares. Uno de esos "estudios de la Universidad de X" siendo X una de esas universidades americanas que publican chorradas parece que con el único objetivo de que salgan en esas revistas de consulta de dentista. . Quizá me falta información y, corrígeme si estoy equivocada, pero no entiendo cómo se pueden equiparar todas las disciplinas. ¿Acaso, para un hablante de castellano, no es más fácil el gallego que el chino? En cuanto al aprendizaje musical, y hablo por experiencia, no se pueden comparar el piano o el violín con los crotalos. Existen, igualmente, como ya se ha indicado talentos o capacidades específicos para materias concretas. Momentos especiales en los que se aprende infinitamente mejor o peor, etc. En fin, tantas variables que sería como afirmar que se tardan 10 horas en viajar de una ciudad a otra, sin especificar la distancia entre ellas, el medio de transporte, etc. Tal vez sí se indiquen estas variables en la teoría, pero la verdad es que expuesta así, tal cual suena, resulta poco convincente.
Enhorabuena por el blog y saludos.

bLuEs dijo...

Hola.

La teoría me resulta interesante pero hasta lo que yo conozco es algo superficial. Es decir, por un lado tiene su parte de verdad ya que, incluso si lo pensamos desde el punto de vista de los griegos clásicos, la virtud se consigue con la práctica con lo que podría pensarse que es lógico la necesidad de que exista un cierto tiempo para conseguir una destreza y ese tiempo vendría fijado por lo que describe la teoría como la necesidad de fijar estructuras que den paso a subsiguientes niveles. Por otro lado ya me parece más complicado cifrarlo en esas famosas diez mil horas, los motivos es evidente que son muy amplios.

También está la imposibilidad de unificar disciplinas distintas, que es lo que comenta Dizdira. Esto seguramente también revela un posible intento de maximización de algo que no es tan fácilmente elevable a una simple generalidad.

Pensando en lo que dice Contrasicología desde luego no todo el mundo sale en iguales condiciones desde el mismo punto de partida (ya sería otro tema evaluar los motivos), pero aún así me resulta muy sorprendente e interesante este caso que describes. Únicamente con la imaginación es posible avanzar, pero solamente hasta cierto punto. Por ejemplo, el cerebro necesita aprender lo que significa la digitación, la presión que debe de ejercer, y esto es algo que se consigue casi exclusivamente con la práctica. Pero con este caso que describes quizás habría que pensar en otras posibilidades.

Volviendo con el tema de la idea del blog querría comentar que, a mi modo de ver, la psicología es una disciplina que ya se viene estudiando quizás desde la formación de los mitos, aunque no desde los mismos ángulos y no con la misma delimitación. En la época contemporánea se ha encontrado una forma de comprender lo que ya se atisbaba desde otros ángulos pero, como dice Dizdiza, se la suele hacer servil de intereses espurios. En el nazismo también se retorció la medicina para fines que nada tenían que ver con ella y, en cierto modo, la psicología suele servir a intereses ajenos al objeto de estudio que persigue.

Gracias, también por el apoyo, y saludos para ambos.

Cotrapsicología Salamanca dijo...

Respondiendo a Dizdira, diré que me gusta la crítica a la ciencia actual, pero la teoría de las 10000 horas es aplicable al ejemplo del gallego y el chino. Si yo quiero aprender gallego y chino, probablemente necesite menos horas para el gallego, pero es que se puede decir que yo ya he practicado parte de esa disciplina, ya que ambas gramáticas son muy parecidas, el vocabulario tiene las mismas raíces... y sin embargo con el chino, tengo que empezar las 10000 horas "de cero". Me encanta esa teoría proque encaja con las distintas formas de aprendizaje, con las neurociencias, y hasta con Vigotsky. De todas formas la teoría no dice que a las 10000 horas te conviertas en experto, sino que es un número aproximado, para la mayor parte de los casos. No debemos obviar (y odio tener que ser yo quien lo dice) que esa ciencia "aséptica" nos ha revelado partes de la persona que no podríamos haber descubierto de otra manera (el 7+/-2 famoso, por ejemplo, y cómo influye en la toma de decisiones, para poner un ejemplo "humano").
Sobre lo del pianista, decir que ya sabía tocar el piano de antes, pero como ocurre con cualquier disciplina, un día que no se practica, es un día en que se retrocede.

Un saludo a ambos ^^

Dizdira Zalakain dijo...

Para Contrapsicología:
Me encanta que hayas citado a Vigotsky. Cuando estudiaba me interesé mucho por él. Quizá esto haya quedado desfasado porque hace unos años que me he alejado del mundo de la educación. Pero me interesaba como contraposición pedagógica a Piaget. Siempre he creído que, a su pesar, es el ideólogo de la rémora que supone el aprendizaje en nuestro sistema educativo, al supeditarlo a una etapa concreta del desarrollo y, por tanto, de la forma de razonamiento. Me encantaría constatar que todavía Vigotsky se estudia en la universidad.
Gracias por tu comentario. Saludos.

Mariana Soffer dijo...

Esta fue una conversasion que tuvimos al respecto con un amigo. Este es el relato en su post.

Blojeansnero (refiriéndose al ejemplar del brillante Artesanos de Richard Sennet que descansa en la misma mesa que la botella de litro de Warsteiner y el paper The faculty of language: what's especial about it? de Steven Pinker y Ray Jakendoff, que su amiga ha depositado allí): ¿Viste que Sennet vuelve a mencionar, en el libro, el dato de que se necesitan 10 mil horas de práctica para desarrollar una habilidad?

Amiga de B. : ¿Cómo?

Blojeansnero : Que tenés que practicar un arte o una actividad 10 mil horas para dominarlo plenamente...

Amiga de B. : ¡Uh! Y yo que cogí como tres horas y media en toda mi vida...

Cotrapsicología Salamanca dijo...

Para Dizdira:
Se estudia a Vigotsky, pero muy poco. El único sitio donde lo vimos de verdad es en Psicología de la Educación, y el profesor, que es listo, no enfocaba la asignatura a la escolarización, sino al aprendizaje en cualquier etapa de la vida, y a las relaciones terapéuticas como relaciones de aprendizaje, entendiendo este como un cambio cognitivo.
Gracias a tí. Un saludo

El Viejo @gustín dijo...

10 años...
Una eternidad hoy en día.
te sigo

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazon
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG:
psicologia humanizada




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesia ...


AFECTUOSAMENTE
psicologia humanizada




jose
ramon...

Bea dijo...

Te sigo desde ya.
Me encantan tus blogs y este en particular me parece interesante cuanto menos.
Besos!

Stelovpflu dijo...

YA LO DICE OTRO DICHO:
"1000 DIAS (3 años aprox)PARA APRENDER, 10000 DIAS (30 años aprox) PARA PERFECIONARSE".

DE ALLI QUE DICEN QUE LA PERFECCION ES DE TODA UNA VIDA.

bLuEs dijo...

Mariana: Está simpática la anécdota.

Contrapsicología, Viejo, José Ramón, Bea, Stelovpflu, Dizdira y Mariana. Gracias a todos por vuestras palabras y saludos.

Anónimo dijo...

Esta teoría es muy interesante, sobre todo por que contradice la tontería generalmente creída de que el genio sale casi espontáneamente, o incluso, como llegan a creer algunos, de que llega a genio casi "a su pesar", que si es un verdadero genio inevitablemente "brota". Mozart era un verdadero genio, pero seguramente su padre le hizo practicar ese nº de horas desde niño, y lo más probable es que muchas más por su cuenta. Es un mero nº, una manera de hablar para darnos cuenta de que la práctica ha de ser intensa y contínua (como dice un comentarista, el pianista o el gimnasta saben que un día sin práctica es una pequeña rémora). La vagancia, el abandono, el diletantismo, son los principales enemigos de la genialidad. Puede que un niño practique tanto como Mozart y no llegue a sus resultados, pero también al revés, si no hace esas horas es absurdo que se planteee emularlo. Es la condición mínima; luego el talento dirá. Hay condiciones evidentes innatas; es muy probable que cuando Miguel Angel empezara a pintar en la academia de su primer maestro lo hiciera mejor que otros muchachos, pero no le hubiera servido de mucho sin capacidad de trabajo. Lo que es evidente es que uno no se pone a pintar esas obras un buen día que se decide a probar, de adulto, "a ver qué tal pinto".

bLuEs dijo...

Claro. Yo pienso que los griegos superon también comprender esto que comentas cuando decían que a la virtud se llega por la práctica. No lo asociaron con cifras llamativas pero fueron conscientes de que las capacidades que no se ejercitan no existen.

Imagino que a mucha gente le da vergüenza decir que se esfuerza mucho por destacar en su disciplina. Quizás aquí esté uno de los motivos de que quieran dar la imagen de que se llega a genio sin esforzarse para nada.

Saludos