RSS

La cacidad para la música y las zonas del cerebro que intervienen

Escuchar música es un proceso que comienza con estructuras situadas debajo del córtex: núcleos cocleares, el tronco cerebral y el cerebelo. Posteriormente asciende al córtex auditivo de ambos lados del cerebro. Si pretendemos seguir música de algún estilo que conozcamos se necesitará el uso de otras regiones como el hipocampo o el lóbulo frontal (especialmente el córtex frontal superior).
Interpretar música necesita también de los lóbulos frontales para la planificación de la conducta, así como del córtex motriz del lóbulo parietal y del córtex sensorial, que es el que proporciona las señales de vuelta de los estímulos táctiles tan necesarios para saber que se ha ejecutado el movimiento correcto.
Leer música necesita además de la participación del córtex visual que está en el lóbulo occipital (detrás de la cabeza). Si además hay que escuchar o recordar letras es necesario emplear los centros del lenguaje. En cualquier caso no debe de olvidarse que no existe una zona exclusivamente dedicada al lenguaje como no existe una zona exclusivamente dedicada a la música.

1 comentarios:

Cotrapsicología Salamanca dijo...

El lóbulo parietal es sensitivo, entre otras cosas, pero no motor; es la parte frontal, justo delante del Surco de Rolando la encargada del movimiento voluntario, aunque para hacer un sólo movimiento planificado intervienen esta zona, la prefrontal, la parietal, el tronco encefálico, el cerebelo... No hay una zona exclusiva para la música, pero parece que hay un área especializada en procesar la información musical. Probablemente, sin tacto, también se pueda tocar bien el piano o la guitarra, gracias al sentido de la propiocepción (uno de esos sentidos que olvidamos cuando decimos que las personas tenemos 5).
^^