RSS

La violencia como motivo y origen de los vegetarianos

Lisa Simpson vegetarianaLos vegetarianos han existido y seguirán existiendo. Si bien lo común es el rechazo a comer carne animal, no todos llegan a esta afirmación por el mismo camino. Existen grupos que consideran pernicioso para la salud comer esta clase de alimentos, otros a los que les resulta irrespetuoso con los animales (veganismo), etc… Pero lo que llama la atención es que un porcentaje importante de personas confluyen en esta práctica de un modo irreflexivo. Es decir, el disgusto a la comida de origen animal precede al razonamiento con el que justifican su postura. Este pre-juicio (dicho como idea pre-concebida) es un indicador de que el posicionamiento del individuo viene determinado por lo que le dicta su inconsciente. El caso del vegetarianismo de Hitler es conocido y, aunque quizá no sea el mejor ejemplo debido a las connotaciones negativas, puede servir para comprender a muchos vegetarianos que sienten una repulsión natural hacia la carne.
Hitler dejó de comer carne poco después del suicidio de Geli Raubal, su medio-sobrina con la que había mantenido practicas ominosas que casi con certeza eran principalmente de carácter sexual. El comportamiento de Hitler por estas fechas demuestra que sentía un cierto grado de culpabilidad por el fallecimiento de Raubal. Hacerse vegetariano le suponía impedir el tener que revivir el conflicto y percibirse a sí mismo como un asesino, al tiempo que también suponía un sacrificio espiritual con el que aplacaba su culpa. Curiosamente ofrecía carne a los demás, aunque él se negaba a probarla. Algo que lo separara de muchos vegetarianos que se niegan a consumir carne pero también desaprueban su consumo. En el caso de Hitler se podría decir que el conflicto no era con la idea de matar a alguien (ser humano o animal), sino con el hecho de hacerlo él mismo por medio de un contacto físico. Algo que también concuerda con la circunstancia de que siempre se negó a estar presente en cualquier clase de ejecución. Incluso cuando sus generales buscaron por todos los medios que presenciase lo que pasaba en el frente después de la derrota de Stalingrado, él siguió negándose.
Bien, Hitler puede no ser el mejor ejemplo, pero sí que es una muestra de cómo el inconsciente puede re-dirigir el comportamiento de una persona para evitar que se enfrente de nuevo con la evocación de la violencia o de un suceso violento. Si retomamos el mencionado caso de las personas que optan por ser vegetarianas antes de hacer ninguna clase de reflexión personal, observaremos cómo en muchos casos evitar revivir un episodio violento es lo que se encuentra detrás de su decisión y posterior racionalización. En los músicos encontramos casi siempre una vinculación a hechos dolorosos que fácilmente pueden tener un origen violento. Así no es de extrañar que músicos populares como Paul McCartney o Morrissey sean orgullosos y declarados vegetarianos. En el caso de McCartney parece que esta circunstancia le llevó además a la búsqueda de una justificación racional y a una demostración pública de que el vegetarianismo como modo de vida es sano, ético y recomendable para todos. Algo que quiso plasmar en el patrocinio que ejerció sobre un equipo ciclista que tenía como principal característica el alimentarse exclusivamente de forma vegetariana. En el caso de Morrissey observamos un comportamiento altamente neurótico (en muchas ocasiones sólo se relacionaba con los demás por medio de fax) que es un reflejo de la violencia padecida y que, con mucha probabilidad, buscó reprimir haciéndose vegetariano.

4 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

Hola Logos:
Interesante análisis psicológico del vegetarianismo. Relacionarlo causalmente con la violencia es algo que escandalizaría a muchos, porque, en verdad, resulta paradójico. Pero los mecanismos inconscientes casi siempre lo son.
Lo que más me ha sorprendido es que precisamente estaba leyendo un libro que analiza la no-violencia desde un punto de vista sociológico y ¡resulta que su autor llega a conclusiones igual de paradójicas por vías totalmente distintas!
El caso más llamativo que relata este libro es el de Gandhi: el apostol de la no-violencia que, sin embargo, era capaz de considerar a la guerra como la mejor experiencia para recuperar la virilidad y el espíritu de sacrificio y compañerismo.
Estos y otros sorprendentes casos pueden encontrarse en este libro, cuya lectura recomiendo:
http://www.edicionespeninsula.com/es/llibre/la-cultura-de-la-no-violencia_14658.html

Saludos.

λóγος dijo...

Hola

Sí. Esto de ir a la opción contraria para favorecer que el inconsciente reprima lo que la consciencia no quiere asimilar es un mecanismo bastante frecuente. Pasa en muchos casos de vegetarianos y seguramente esté extendido de forma generalizada.

Me alegro mucho que saques el tema de Gandhi. Precisamente tuve alguna charla en la que me comentaron que esta persona no es lo que se ha querido presentar o creer. Así que tu afirmación es un apoyo más para esta teoría. Sería uno de otros tantos mitos que, en realidad, no son tales.

Gracias también por la recomendación el libro. La tesis que dices que defiende ya sabes que me resulta interesante y además tiene buena pinta.

Saludos.

Alejandro dijo...

Wuau hermano que interesante planteo. Soy vegetariano y en verdad éste post tuyo me dejó evaluandome un buen rato. En verdad me hizo revivir el tiempo previo a mi decisión, ya que pase semanas evaluando el porque hacerme vegetariano, para que no sea un mero capricho incoherente conmigo mismo.. Considero que mi elección partió principalmente de la contemplación de que por muy superiores que nos creamos por nuestra capacidad de razonar, los humanos no tenemos ningún tipo de derecho a provocar sufrimiento y matar a los animales por un mero capricho. Porque, a menos que no tengas alternativa y tengas que cazar en medio del bosque para subsistir, no es necesidad, de hecho todos las proteínas y vitaminas vitales para nuestro organismo las encontramos en todo ese universo alimenticio que no implica el asesinato de un animal.
Y anteriormente, ésta decisión personal se asienta en el respeto por la vida, un respeto que se transmite hacia todos por igual, porque en verdad sería paradójico "respetar" la vida animal mientras cotidianamente nos importa un cuerno aquellos con los que interactuamos. No decreto la total anulación del consumo de carne, porque sería algo utópico en un país como Argentina decir eso, pero jamás invitaría a nadie un trozo de vaca pudiendo elegir entre otros alimentos igual de nutritivos y sin sufrimiento de por medio. Aunque quien sabe en realidad, si mi reflexión es un mero encubrimiento de mis necesidades inconscientes de represión??
En todo caso, muy buen planteamiento éste, me interesó muchísimo. Saludos y seguí asi!!

Diana Lopez dijo...

Estoy volviendo a la blogesfera con un blog bilingue de psicologia. Es un proyecto que tengo a largo plazo, y al cual pienso dedicar tiempo y recursos.
Navegando por esta red de blogs psicologicos, encontre el tuyo. Y me llamo mucho la atencion este post. Soy psicologa y vegetariana, y nunca habia escuchado un planteamineto como este, pero es interesante la idea.
Sabemos como evolutivamente nuestra dieta cambio de ser solamente herbivora a carnivora, sabemos los beneficios cognitivos que quiza trajo para la evolucion del cerebro humano. Ahora bien, en los tiempos modernos las sociedades cambian quiza mas rapido de lo que podemos en algunos casos adaptarnos...Mi decision de vegetarianismo se basa en razones solo de salud y dieta, que cada vez van siendo mas propegas y aceptadas , incluso por la medicina occidental. Cada vez se encunetran mas beneficios, y reemplazos mas saludables a la proteina animal, sobretodo en estos moments, en los cuales las carne es cada vez mas artificial y llena de hormonas....Despues de casi diez anos de ser vegetariana, creo haber desarrolado poco a poco tambien cierta sensibilidad a los animales, y a las otras justificaciones para este estilo de vida. Quiza sea tambien una forma psicologica de dar mas soporte a mi creencia y estilo de vida...pero te lo comparto como ejemplo para analizarlo de una manera diferente. El subconciente maneja incontables acciones, pero en estos tiempos modernos, algunas decisiones quiza no sean tan complejas.

La recomendacion del libro por Dizdira tambien esta muy interesante.

Volvere de visita. Me ha encantado el blog. Los invito a pasar por el mio. Cualquier comentario es bienvenido. Saludos!

http://inpsychunblogbilinguedepsicologia.blogspot.com/